El intercambiador de Urbinaga reinicia su marcha para lanzar el proyecto este año

Noticias

LA INICIATIVA QUE CONECTARÁ EL METRO Y RENFE EN SESTAO SE ESTÁ REVISANDO PARA ACTUALIZAR SU DISEÑO Y PRESUPUESTO

El Gobierno vasco, el Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB) y la administración del Estado, a través del gestor ferroviario Adif, han reactivado la construcción del intercambiador de Urbinaga, una infraestructura ferroviaria que conectará la actual estación de la línea 2 del metro con una nueva que se construirá para las Cercanías 1 y 2 de Renfe. Dos modos de transporte a los que se pueden unir otros como la bicicleta, el tranvía o autobuses en esta zona de Sestao colindante con la estación depuradora de aguas de Galindo.

Precisamente en esa labor de actualización se encuentra ahora mismo Euskal Trenbide Sarea (ETS), el gestor ferroviario dependiente del Ejecutivo de Lakua, un trabajo de revisión de los planos diseñados hace ya una década.

El 19 de mayo de 2011 Adif y el CTB firmaron un convenio de colaboración que establecía la licitación y ejecución del proyecto constructivo desde el CTB, mientras que todos los preparativos administrativos de expropiaciones, estudios de impacto ambiental y otros trámites eran labor de la administración central. Todo este proceso concluyó hace ahora dos años.

Según indicaron fuentes de Adif a este periódico, en abril de 2019 se mantuvo una reunión de seguimiento entre las partes en la que el CTB informó de que estaban revisando los proyectos que les habían sido remitidos por parte de Adif. Un proceso que se vio influenciado y retrasado por la pandemia y del que se encarga directamente ETS. Por su parte, el CTB también lleva a cabo una revisión del propio convenio entre las partes, por si hay que variar algún punto después de que fuera firmado hace casi una década.

Tanto desde Madrid como desde Gasteiz ponen siempre en valor esta estación especial. Además de convertirse en punto neurálgico para dar cabida a futuros planes de transporte en la comarca, aportará ventajas para los usuarios de ambas compañías. Supondrá que, por ejemplo, los viajeros no tengan que transbordar en San Mamés o en Abando, que los usuarios de Renfe tengan conexión semidirecta con el hospital de Cruces y que los que vayan a Eskuinaldea se puedan bajar en la estación de San Ignacio del metro para cambiar antes de línea del suburbano.

A pesar de la revisión en marcha lo que no cambiará mucho es el corpus central de la iniciativa. Se trata de tres proyectos constructivos en uno, diferenciándose, por un lado, la creación de una plataforma para tender nuevas vías y su correspondiente electrificación; por otro, las instalaciones de Seguridad y Comunicaciones y, finalmente, un nuevo edificio que una los dos modos de transportes.

Todo ello prevé la remodelación de la actual estación de metro de Urbinaga y la construcción de andenes nuevos para las dos líneas de cercanías de Renfe, las que llegan desde Santurtzi (C-1) y Muskiz (C-2). La intervención incluirá la construcción de un nuevo bloque cuyo vestíbulo estará en conexión con el existente de la estación de metro, configurándose el nuevo elemento como una sucesión de tres espacios a diferente cota conectados por pasarelas en pendiente. Un nexo en común que permitirá a los usuarios de ambos modos ferroviarios efectuar los transbordos necesario con absoluta comodidad.

Además del inmueble, también será necesario mover los actuales rieles de Renfe. En concreto, 320 metros lineales de la vía única de la C-2, casi 700 metros de la doble de la C-1 y la creación de un nuevo tramo que permita a los viajeros acceder al andén central para configurar una estación con cuatro vías.

Fuentes del departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno vasco, de quien depende ETS, indicaron que trabajan en el proyecto para adaptarlo a las nuevas necesidades. En el CTB tienen todo listo, incluso una partida presupuestaria de casi 3,5 millones de euros en las cuentas aprobadas para este 2021. Este asiento en los presupuestos de la entidad, que financian a medias el Gobierno vasco y la Diputación Foral de Bizkaia, se ha repetido cada ejercicio desde que fuera firmado el convenio de 2011 como aval para iniciar los trabajos cuando se tuvieran todos los trámites cumplimentados, algo que se espera cerrar este año.

Uno de los aspectos vitales que se revisa ahora es el propio coste de todas las obras. La última cifra manejada fue de 12 millones de euros, un montante que tendrá que ser revisado al alza.

CON ESPACIO PARA ACOGER EL TRANVÍA EN UN FUTURO

Esta es la última infografía que el Consorcio de Transportes de Bizkaia publicó en 2011 para concretar cómo iba a quedar el nuevo intercambiador. Ya entonces se preveía un espacio aledaño para albergar una parada del tranvía, algo que parece que se quiere mantener de cara al futuro, además de incluir otros modos de transporte como la bicicleta. Como se observa, un edificio central de tres niveles conectará el viaducto superior, donde se encuentra la parada del suburbano de Urbinaga, con los nuevos andenes que se crearán para generar la parada de Renfe. Contará con cuatro andenes cubiertos para servir las dos líneas de Cercanías que confluyen en esta zona. También varias pasarelas darán permeabilidad peatonal para los vecinos de la zona de Sestao y los empleados de la depuradora de Galindo. Si se incluyen también espacios para autobuses, esta zona de Sestao se podrá convertir en el gran punto intermodal del transporte público de Ezkerraldea y Meatzaldea.

Fuente: https://www.deia.eus/bizkaia/2021/04/23/intercambiador-urbinaga-reinicia-marcha-lanzar/1115263.html

Dirección

C/ Lutxana, nº 6, 2º dcha.

48008 Bilbao

Teléfonos

944 156 558

608 875 828


© Copyright 2021 Ave/Bie - Todos los derechos reservados